Información

Análisis estratégico de la Etapa 1. Repasamos al milímetro el gran comienzo de la Volvo Ocean 2017-18: el sprint de 1.450 millas náuticas entre Alicante y Lisboa.

Texto: Mark Chisnell

El arranque de la Volvo Ocean Race ha sido estupendo; desde los primeros instantes en Alicante – incluyendo la intervención de los árbitros – y a lo largo de todo el recorrido hasta la agonía final para cruzar la línea de llegada sin apenas viento en la aproximación a Lisboa.

Tres jugadas
Ha sido una merecida victoria para el patrón Charlie Enright, el navegante Simon Fisher y todo su equipo a bordo del Vestas 11th Hour Racing, conseguida gracias a tres jugadas muy inteligentes que vamos a analizar aquí con más detalle. La primera ocurrió muy pronto, como es tradición en la competición oceánica: durante la primera noche, saliendo de Alicante.

Imagen 1, una captura de pantalla del race tracker, obtenida a las 01:43h UTC en la mañana del 23 de octubre, muestra a la flota en el momento en que el Vestas 11th Hour Racing (naranja) se separa hacia la costa a la altura de Cabo de Gata, junto al Team AkzoNobel (morado). Ambos navegaban a un par de cientos de metros del Team Brunel (amarillo), mientras el resto de la flota se concentraba en una franja de cuatro millas por detrás de ellos.

©Géovoile

Casi puede apreciarse en las líneas de viento en la imagen que la brisa de componente noreste –soplando a 12-14 nudos– ha comenzado a desvanecerse para los líderes a medida que ganaban oeste, navegando fuera de la zona de viento soplando fuera del extremo de Cabo de Gata. Los tres barcos tenían que decidir: o bien seguir ganando oeste por estribor, o trasluchar y ganar sur por babor.

Debió parecer que la opción de trasluchar al sur era la más acertada, manteniendo al barco en el viento de Cabo de Gata durante más tiempo… Y probablemente esto explica que cinco de los siete barcos optaron por ella, dejando que únicamente Vestas 11th Hour Racing y Team AkzoNobel se fueran a tierra. Fue otro de esos casos en los que estar con la mayoría no te garantiza el acierto. Basta revisar la imagen 2 de las 03:31h UTC de esa misma mañana, apenas dos horas más tarde. La flota ya había convergido y los dos barcos que fueron hacia tierra contaban ya con dos millas de ventaja sobre el Team Brunel. Buen beneficio para un par de horas de trabajo.

©Géovoile

Navega hacia el promontorio
Hay un viejo dicho en la estrategia de navegación: navega siempre hacia el promontorio, y en este caso funcionó para Vestas 11th Hour Racing y AkzoNobel. El viento siempre dobla y se comprime alrededor de los cabos, y te aseguras la ganancia cuando navegas en esa brisa más fuerte. El siguiente promontorio representaba la nueva brisa –la siguiente jugada, la siguiente ganancia– , y la decisión correcta era navegar hacia él en lugar de intentar mantenerse en la brisa del cabo anterior, Cabo de Gata. Primer asalto para Vestas 11th Hour Racing y Akzo Nobel.

Convergencia
La siguiente jugada de los eventuales ganadores sería seguir una línea de viento de convergencia en mitad del Mediterráneo. La línea de convergencia es perfectamente explicada en este vídeo por el meteorólogo de la regata, Gonzalo Infante: :

 

Para los que no dispongáis de tiempo para pinchar y ver el vídeo… La convergencia era una línea de viento más fuerte creado cuando la brisa del nordeste soplando frente a la costa de España se encuentra con el este que sopla en el eje este-oeste del Mediterráneo. A lo largo de la línea en la que confluyen esos vientos, la intensidad era mayor y estaba marcada por una banda de cúmulos en el cielo creada por el viento en ascensión (cuando dos flujos de viento son empujados juntos en superficie, el aire ‘extra’ tiene que irse en alguna dirección, normalmente hacia arriba).

El efecto fue una considerable franja de viento más fuerte que el Vestas 11th Hour Racing aprovechó para extender su liderato. El danés no sería el primero en utilizarla: Turn the Tide on Plastic (azul claro) ocupaba la última posición por un par de millas cuando trasluchó despegándose de la flota para mantenerse al norte (como puede verse en la imagen 3 a las 07:23h UTC de la mañana del 23 de octubre).

©Géovoile

Poco menos de tres horas más tarde, a las 10:05h, como puede apreciarse en la imagen 4, ya había pasado al Dongfeng Race Team (rojo) y ocupaba la sexta plaza.

©Géovoile

En el mismo período de tiempo, Vestas 11th Hour Racing le metía 1,5 millas a su inmediato perseguidor (Team Akzo Nobel), y lograba diferencias incluso mayores frente a la mayor parte del resto de la flota, en cuanto apuntaron al norte. De hecho, he de decir que el Turn the Tide se fue al norte un poco pronto, y fue Simon Fisher, el navegante del Vestas 11th Hour Racing, el que decidió el momento exacto con todo el aplomo y la confianza de alguien que ya sabe lo que es ganar la Volvo Ocean Race.

Pasarían otras cuatro horas cuando los barcos al sur convergían con la línea de aproximación a Gibraltar de los líderes, como podemos ver en la imagen 5, una captura de pantalla de las 13:39h de la tarde del 23.

©Géovoile

Para entonces, Vestas 11th Hour Racing ya había logrado una ventaja que se demostraría decisiva, de siete millas sobre AkzoNobel y 17 sobre la cabeza del grupo perseguidor. Segundo asalto, para Vestas 11th Hour Racing. En ese momento era MAPFRE el que encabezaba el pelotón por detrás de los líderes, una posición que consolidaría en el cruce del estrecho de Gibraltar y en la salida al Atlántico. La flota recorrería este tramo del recorrido con fantásticas condiciones de navegación en el viento comprimida que salía del Mediterráneo por Gibraltar.

Obstáculo final
También sería el MAPFRE el que iba a suponer la mayor amenaza para el Vestas 11th Hour Racing a medida que la flota negociaba el último gran obstáculo de esta etapa 1: una enorme zona sin apenas viento entre el estrecho de Gibraltar y la baliza del Atlántico, situada en Porto Santo. El problema que supuso esta situación puede apreciarse en la imagen 6 de las 12:20h UTC del 24 de octubre.

©Géovoile

El Vestas 11th Hour Racing lidera la flota al sur, lejos de la potente banda de viento saliendo del Mediterráneo por Gibraltar, claramente visible en forma de llamarada naranja en la parte superior derecha de la imagen. Porto Santo se encuentra en el extremo inferior izquierdo de la imagen, y entre ambos hay una enorme área de alta presión y brisas suaves deslizándose desde el noroeste en el camino de la flota.

Velocidad frente a distancia
La previsión indicaba que la alta presión seguiría trasladándose hacia el sur, y que el viento nuevo llegaría en forma de frente frío, que se aproximaría a la flota desde el noroeste, trayendo un viento de componente sur que provocaría unas millas finales de ceñida. Así que la cuestión estratégica pasaría por elegir entre una ruta al norte que mantendría al barco en el chorro de Gibraltar tanto como fuera posible, mantenerse más tiempo fuera de las brisas débiles de la alta presión, y alcanzar antes el viento nuevo… O una ruta al sur que supondría navegar muchas menos millas. Velocidad frente a distancia, al clásico dilema de navegación oceánica. El Vestas 11th Hour Racing eligió hacer lo fácil y acortar distancia, decisión compartida por la mayoría de sus rivales. Sólo el MAPFRE (blanco) apostaba por mantenerse muy al norte de la flota, como podemos ver en la imagen 7.

©Géovoile

Esta imagen muestra a la flota a las 17:43h UTC del 24 de octubre, con el Vestas 11th Hour Racing liderando la marcha al sur hacia el punto de paso… excepto MAPFRE, que podía verse casi 50 millas al norte de Vestas 11th Hour Racing.

Jugada de navegante
Joan Vila, navegante del MAPFRE, es uno de los mejores especialistas del mundo, y tras todos los movimientos que hubo en el Mediterráneo, parecía como si estuviera apostando todo a una carta. Esto fue básicamente una jugada de navegante: tenía todo el sentido en base a la previsión, pero suponía cierto riesgo al separarse tanto del resto de la flota (algo que no suele gustar demasiado a patrones ni tácticos…).

En este momento parecía funcionar para el MAPFRE, se encontraban sólo a seis millas del Vestas 11th Hour Racing gracias al tiempo extra que permanecieron en la corriente de viento más fuerte que llegaba de Gibraltar. La pregunta era: ¿serían capaces de reducir la distancia lateral y mantener esa ganancia? La distancia lateral es la distancia a la que te encuentras de un rival medida perpendicularmente a la ruta hacia el próximo punto hacia el que navegas, y no hay ganancia válida hasta que desaparece esa distancia lateral.

Todo dependía del movimiento exacto y la velocidad de la alta presión y el frente frío que traía el viento nuevo, y la respuesta estaba en la previsión… Por eso es por lo que los patrones encuentran tan difíciles estas grandes decisiones: no importa lo bueno que seas, ninguna previsión es completamente fiable.

¿Un adelantamiento limpio?
En la imagen 8 podemos ver el momento en el que parecía que el MAPFRE podía realizar un adelantamiento limpio. A las 21:18h UTC del día 24 había sido el primero en recibir la brisa de componente sur, aunque muy débil, y se encontraba a sólo 0,2 millas del Vestas 11th Hour Racing.

©Géovoile

Eran momentos de ansiedad a bordo del líder, y la tensión se mantuvo toda la noche. Pero, a la mañana siguiente, el sur ya soplaba por igual para toda la flota, y con todos en marcha, la posición del Vestas 11th Hour Racing al sur suponía que disfrutaba de un ángulo mejor y más rápido hacia Porto Santo que sus rivales.

Trato hecho
En la imagen 9 podemos ver la situación a las 08:02h UTC de la mañana del 25 de octubre.

©Géovoile

Los dos líderes tienen viento de suroeste, con un poco más de presión al norte para MAPFRE, pero está a sotavento del líder y ahora es difícil ver cómo puede pasarle desde ahí.

En la imagen 10, a las 12:13h UTC del día 25, podemos ver que el centro de la alta presión se ha desviado al este de la flota, que está haciendo un rápido y duro través en el viento de componente sur en su extremo occidental. Vestas 11th Hour Racing tiene a sus rivales controlados y/o a sotavento, y parece controlar la etapa.

©Géovoile

No hay adelantamiento
La acción continuaba siendo intensa, pero no en cuanto a posibilidades de adelantamiento. El viento rolaba al sureste para presentar una carrera de velocidad pura hacia Porto Santo. Vestas 11th Hour pasó con una ventaja de 13 millas sobre MAPFRE, comenzando una rápida empopada hacia el punto de paso norte de Porto Santo, donde el líder ya había conseguido ampliar su renta por encima de las 20 millas.

El barco danés seguiría ampliando su ventaja en el tramo final hacia Lisboa, mientras el viento pasaba de sur a este. Se acababan las opciones estratégicas, mientras todos los barcos navegaban en el viento nuevo antes de virar en un layline hacia Lisboa.

Sólo la posición de la línea de llegada en el interior del río Tajo, protegida del viento del este, consiguió añadir un poco de tensión a las últimas millas, y aún así el liderato del Vestas 11th Hour Racing sobre el MAPFRE nunca bajaría de las diez millas. Más atrás en la flota, las diferencias eran menores, pero suficientes para evitar sorpresas de última hora. Sólo Dongfeng Race Team conseguía arrebatar la tercera posición a Team AkzoNobel a falta de 200 millas para completar la etapa.

Primer asalto
Primer asalto para el Vestas 11th Hour Racing, y los seguidores de la regata sabrán que hay una tradición que indica que el ganador de la primera etapa suele llevarse el título final. Pero eso era cuando la etapa 1 terminaba en Ciudad del Cabo y ponía a prueba la habilidad de un equipo para gestionar desde los Doldrums al Océano Antártico. Esta vez, será la etapa 2 la que descubra las ambiciones reales de título entre las siete tripulaciones.


Aquí una selección de las mejores fotos de la Etapa 1.

Aquí la lista de la tripulación durante la Etapa 1.

Y aquí está la repetición de la vibrante salida de la Volvo Ocean Race:

An epic Leg 1 in 230 seconds | Volvo Ocean Race

La etapa comienza el:
22 de octubre de 2017

Datos básicos: 

Son 1450 millas que arrancan el 22 de octubre desde el Puerto de salida de Alicante en dirección sudoeste hacia el estrecho de Gibraltar. Tras cruzar el estrecho hay que virar a la derecha hacia Sagres, en la punta sudoeste de Portugal, para dar después un último repunte hacia el norte y encarar el ultimo tramo costeando hasta Lisboa.

En la anterior edición, la virada de la flota tras cruzar el estrecho de Gibraltar fue hacia la izquierda buscando aguas abiertas y rumbo sur hacia Ciudad del Cabo, con lo que quien hubiera logrado algo de ventaja en ese punto salía muy reforzado. En esta ocasión la flota se reagrupará en Lisboa, lo que hará la bajada hacia el sur mucho más interesante.

¿Cuáles son los principales obstáculos?

Una meteo inestable: La regata comienza en otoño, una época en la que las condiciones meteorológicas son siempre bastante inestables, con lo que la flota se puede encontrar prácticamente con cualquier condición. En esta etapa se han vivido jornadas de vientos suaves y un avance muy lento, aunque siempre existe la posibilidad de que entren vientos duros del norte y la velocidad se acelere notablemente.

La costa: El recorrido va muy cerca de la costa durante todo el camino de Alicante a Lisboa, algo que condiciona mucho la navegación. Cada vez que el viento rola del mar a la tierra o de la tierra al mar cambia en velocidad y en dirección, con lo que la estrategia se abre constantemente.

La orografía: La ruta está también salpicada constantemente por una sucesión de puntas y cabos que se meten en el recorrido teórico de los barcos, en ocasiones con abruptos acantilados, afilados peñones y condiciones de viento muy particulares. Cabo de Palos, Cabo de Gata y Cabo de San Vicente son algunos de ellos.

El estrecho: El estrecho de Gibraltar es la zona más exigente. Hay una corriente fortísima a través de su curso, que solo tiene ocho millas de ancho, y en el que además hay canales de separación del tráfico, cientos de mercantes y zonas de exclusión. Francamente complicado.

‘Batallitas’ de la zona

Ian Walker, ganador de la edición 2014-15 con el Abu Dhabi, no olvida esta etapa. En la edición anterior (2011-12) perdió el palo en la primera noche de la regata, a las horas de salir de Alicante. El Mediterráno no son solo playas tranquilas y noches cálidas a la luz de la luna; a pocas millas de la costa hay un mar que se puede poner muy feroz.

Noticias relacionadas

No se han encontrado resultados :(
  • {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.short_text}}
    {{item.text}}
    {{item.plus_text}}
    {{item.subsection}}
{{percentLoaded}}% loading... Ver más