Información

Comienzo de la etapa:
21 de junio de 2018

 

El final

La última etapa es también la más corta: tiene solo 700 millas. Saldrá de Gotemburgo, en la coste oeste de Suecia, el 21 de junio y la flota navegará hacia el sur a través del mar del Norte hasta La Haya. Esta fue también la última etapa de la edición pasada, aunque en sentido inverso.

¿Qué marcará las diferencias?

La meteo: Estamos en el norte de Europa y es verano, por lo que el problema no es tanto la zona climática como la meteorología. La flota podría encontrase con cualquier cosa, desde un avance a paso de tortuga con vientos ligeros hasta una ceñida angustiosa con 35 nudos.

Los vientos térmicos: La competición tendrá lugar de nuevo muy cerca de la costa, por lo que será muy importante el ciclo diario de calentamiento y enfriamiento de la tierra con sus correspondientes vientos térmicos. La interferencia de los cabos y los valles distorsionará su flujo y condicionará las opciones tácticas. 

Las mareas: Las mareas son muy fuertes al norte del Canal de la Mancha, provocando corrientes de oeste a este durante seis horas y de este a oeste otras tantas.

Las mareas suben en el mar del Norte desde el norte (alrededor del extremo de Escocia) y bajan de sur a norte. Los dos flujos entrantes se encuentran en el mar del Norte, lo que creará una complejidad crucial en esta etapa dado que deberán navegar entre ellos. Una buena cartografía será vital.

El estado de la mar: El mar del Norte es poco profundo, con lo que se pone muy agresivo cuando hay viento. Si sopla fuerte, esta etapa puede ser tan incómoda como cualquiera de las oceánicas.

Pues ya tenemos todo el pescado vendido, ¿no?

Los holandeses tienen una tradición legendaria en la vela oceánica. Conny Van Rietschoten, el original ‘holandés volador’ fue el único en ganar tanto la Whitbread como la Volvo Ocean Race. Por lo tanto, seguro que habrá un recibimiento espectacular para la flota en La Haya, especialmente si algún local va en cabeza…

 

 

Análisis estratégico de la Etapa 11 – Confrontación

Tres equipos comenzaron la última etapa de la Volvo Ocean Race con la posibilidad de ganar. Pero al final del enfrentamiento de 970 millas, solo uno estaría en la cima. 

© Ainhoa Sanchez/Volvo Ocean Race

Escrito por Mark Chisnell

No será noticia para nadie en este sitio web que Dongfeng Race Team haya ganado la Volvo Ocean Race 2017-18. Y probablemente no sea noticia para nadie que después de diez meses de competición en lo que fue una montaña rusa, todo se redujo a una última decisión: la costera o la de alta mar. Sin embargo, podría haber sido una decisión que no debería haber importado, aunque sí de cualquier manera para MAPFRE pues simplemente tenían que tomar una decisión y atenerse a ella.

Fue genial ver cómo una competición tan igualada coincidiera con una decisión estratégica. No fue un colapso, una lesión, una nube aleatoria o un límite de velocidad lo que resolvió el resultado final de la regata, aunque esas cosas y muchas otras desempeñaron su papel a lo largo de toda la regata para llegar a este punto. Fue la respuesta a la pregunta simple y definitoria del juego de todas las regatas oceánicas; "¿De qué manera vamos a ir allí?"

Estoy seguro de que todos hicieron esa pregunta a sus líderes cuando salieron del Báltico y se dirigieron hacia el sudoeste, hacia el Mar del Norte. Sospecho que la mayoría de ellos sabían que la respuesta podría ser decisiva. Así pues, ese preciso momento merece toda nuestra atención. Fue la jugada estratégica más importante de toda la regata, y este es el análisis de la última Etapa... pero primero me gustaría pasar un poco de tiempo mirando cómo se desarrolló la esta etapa antes de ese punto decisivo, porque podría darnos una idea de cómo terminó siendo el final de esta competición.

Apertura
La Etapa 11 abrió el camino que terminó con el Dongfeng Race Team acogiéndose al extremo de barlovento y poniéndose en cabeza, mientras que sus oponentes, MAPFRE y el Team Brunel eligieron la otra opción con menos éxito. MAPFRE se bloqueó y tuvo que dar un giro adicional antes de que pudieran cruzar la línea de salida, mientras que el equipo Brunel tuvo problemas casi igual terminando en el quinto lugar.

La disposición se estableció mientras corrían hacia el oeste para despejar la costa sueca y sus numerosas islas e islotes antes de virar hacia al norte para dirigirse hacia una marca en la costa sur de Noruega. Fue una larga virada de babor con un viento del noroeste de 18-20 nudos que fluía por el Mar del Norte hacia lo que se llama Skagerrak (el estrecho triangulado de Dinamarca, la costa noroeste de Suecia y la costa sudeste de Noruega). Esto fue parte de una circulación amplia en el sentido de las agujas del reloj alrededor de un sistema de alta presión sobre Gran Bretaña y que dominaría el clima para la Etapa 11.

Cambios de viento
Siguiendo la pista de la flota, el Team Brunel y MAPFRE habían navegado más al oeste antes de virar a babor para asegurarse todo el viento para ellos. Esto les dio el espacio para tomar sus propias decisiones cuando la flota tuvo su primer gran cambio de viento alrededor de las 16:00UTC en la tarde del 21 de junio, un cambio hacia el norte que los obligó a todos a virar.

Un puñado de virajes después, el MAPFRE pasó a todos y se mantuvo al oeste de la flota. Esto los puso en el interior del segundo gran cambio de viento, que regresaba del oeste. MAPFRE fue el barco más a barlovento y el que se benefició mucho más de ese cambio. Podemos ver en la imagen 1 de las 21:00UTC del 21 de junio que MAPFRE (blanco) estaba ahora a la cabeza con Dongfeng Race Team (rojo), mientras que el Team Brunel (amarillo) aún estaba metido con el resto del grupo y a más de tres millas detrás .

©Geovoile - Imagen 1 (Click for larger image)

En la brisa
La ventaja de tres millas creció rápidamente. Una vez que estaban alrededor de la marca de Noruega, los líderes iban a favor del viento incluso hacia más brisa. Podemos ver esta situación claramente en la imagen 2 desde la medianoche a las 24:00UTC del 21 de junio. Compara el azul del viento ligero con las regiones más fuertes, naranja/rojo a las que navegaban (veremos las causas de esto en un momento).

 ©Geovoile - Imagen 2 (Click for larger image)

Los líderes construyeron su ventaja constantemente durante la noche y hasta el día siguiente, mientras se dirigían hacia el sur hasta la siguiente marca de desviación de Aarhus en la costa este de Dinamarca, y luego hacia el norte, hacia otra marca frente a la costa noruega.

Podemos ver en la imagen 3 de las 19:00UTC del 22 de junio que Dongfeng Race Team y MAPFRE habían establecido una ventaja sustancial en este punto. Solo Vestas 11th Hour Racing (naranja) estuvo cerca, a solo seis millas de los líderes, con el grupo principal a 20 mn. También podemos ver que todo estaba a punto de cambiar de nuevo, ya que ahora se estaban dirigiendo a los vientos ligeros de la parte superior del Skagerrak.

 ©Geovoile - Imagen 3 (Click for larger image)

De vuelta al hoyo
El área de vientos ligeros hubo crecido desde la primera vez que pasaron por ellos, y ahora comenzaban a reducirse nuevamente. Podemos ver en la imagen 4 de las 02:00UTC del 23 de junio que la flota se benefició de un ligero viento del noreste que soplaba en la costa de Suecia. Los mantuvo en movimiento, aunque la ventaja de los líderes casi se había reducido a la mitad porque ahora estaban dirigiéndose a vientos más ligeros; estaba a poco más de tres millas del Vestas 11th Hour Racing y a diez millas atrás del resto.

 ©Geovoile - Imagen 4 (Click for larger image)

El resto de la noche debe haber sido dura para los nervios de todos. Al final hubo un consenso de que había más brisa en el oeste y los líderes fueron capaces de pastorear a la flota de esa manera. Si alejamos la imagen podemos ver por qué todos pensaron que había más brisa hacia el oeste.

Cuadro grande
En la imagen 5 de las 04:00UTC del 23 de junio podemos ver la gran presión sobre las Islas Británicas canalizada con un fuerte viento del noroeste hacia abajo y sobre el Mar del Norte. Cuando este llegó a Escandinavia, golpeó una gran masa terrestre y creó lo que llamaríamos una sombra del viento, la región de aire ligero en el Skagerrak. Así que había 25 nudos en el Mar del Norte que soplaban hacia Escandinavia, y luego la masa terrestre redujo esa brisa a 3-4 nudos para cuando volvió a las aguas del Skagerrak.

 ©Geovoile - Imagen 5 (Click for larger image)

El dicho es "la naturaleza aborrece el vacío". Cualquier situación como esta con una ligera y fuerte brisa en las proximidades es muy inestable, ya que la fuerte brisa intenta llenar el "agujero"… Vale, no es la explicación más científica, pero tendrá que valer.

La única regla básica en la que todo el mundo confiaba era que ir hacia el oeste o hacia el suroeste hacia el Mar del Norte debería llevarte más lejos. Si miramos la imagen 6 podemos ver que toda la flota estuvo oscilando entre ir al lado izquierdo o el lado oeste del recorrido a medida que se aproximaban a la marca.

 ©Geovoile - Imagen 6 (Click for larger image)

Dongfeng redondeó la marca en el Skagerrak a las 07:00UTC del 23 de junio, con una ventaja de media milla sobre MAPFRE y se dirigió hacia el suroeste. El resto de la flota había cerrado un poco más, pero todavía quedaban unas sólidas ocho millas para el equipo que también competía por el título, el Team Brunel.

Cambio de paso
Una vez que estuvieron cerca, el Dongfeng Race Team condujo a todos hacia el sudoeste con un viento del noroeste de 3-4 nudos, tratando de cerrar la distancia a la gran brisa lo más rápido posible... hasta el momento que vemos en la imagen 7.

 ©Geovoile - Imagen 7 (Click for larger image)

Alrededor de las 10:00UTC del 23 de junio, todo el mundo sufrió un cambio de viento hacia el sudoeste. Este fue el precursor de otro cambio en la forma en que la brisa del noroeste "llenaba el vacío", o fluía alrededor del gran trozo de Escandinavia que se interponía en su camino.

Podemos ver en la imagen 8 de las 12:30UTC del 23 que el noroeste ahora estaba llenando el "vacío" en el Skagerrak al circular por Escandinavia (en lugar de por encima) y al Skagerrak desde el sudoeste.

 ©Geovoile - Imagen 8 (Click for larger image)

El equipo AkzoNobel (violeta) fue el primero en reaccionar, llegando al puerto y dirigiéndose al oeste, con el Team Brunel yendo con ellos poco después. Esta reacción tardía le costó al equipo Brunel un lugar, ya que tuvieron que cambiar el rumbo para evitar la Zona de Exclusión (EZ) de puntos rojos y esto permitió el paso del Equipo AkzoNobel.

Nuevo líder
Los líderes continuaron hacia el sur hasta que MAPFRE mordió la bala y la clavó para ir con los barcos holandeses. No fue una sorpresa cuando les siguieron Dongfeng Race Team y Vestas 11th Hour Racing. Pero MAPFRE había tenido un pequeño salto en los otros dos, y fue durante las siguientes horas que pasaron en donde Dongfeng Race Team tomó la delantera.

Curva de viento
La curva de viento en la imagen 8 puede verse claramente centrada justo al este del extremo sur de Noruega. Ya vimos la regla para las curvas de viento utilizadas en esta regata, la cabeza hacia el interior de la curva, en este caso, la costa noruega.

Si miramos la imagen 9 desde las 15:00UTC del 23 de junio, podemos ver que la flota se dirige hacia el interior de la curva en el puerto en dirección sur y sale en estribor en dirección oeste. MAPFRE ganó al Dongfeng Race Team yendo más adentro de la curva, pero tanto esos barcos como Vestas 11th Hour Racing perdieron contra Team AkzoNobel y Team Brunel, que volvieron a estar más profundos en el interior de la curva del viento. La brecha entre MAPFRE y el equipo Brunel era ahora de solo 4.3 nm.

 ©Geovoile - Imagen 9 (Click for larger image)

Extendiéndose de nuevo
Sin embargo, los líderes podían contar con otra ganancia, ya que se dirigían al Mar del Norte y hacia el fuerte viento del noroeste que los esperaba allí. En la imagen 10 podemos ver que a las 18:00UTC del 23 de junio esto se había cumplido y MAPFRE casi había doblado su ventaja sobre el Dongfeng Race Team y el Team Brunel. Se veía bien para España, aunque probablemente ya estaban ansiosos de que los dos barcos holandeses no hubieran caído en su línea como podrían haber esperado si planeaban seguir la ruta costera hacia La Haya.

 ©Geovoile - Imagen 10 (Click for larger image)

Disminuir el zoom
Si alejamos la imagen para mostrar el resto del recorrido en la imagen 11 de las 20:00UTC del día 23, podremos ver las dos rutas hasta el final. La ruta costera sigue las costas danesa, alemana y holandesa, primero al sur, luego al oeste y luego al sur nuevamente. La ruta marítima o de alta mar, gira alrededor de las Zonas de Exclusión y está en línea recta hacia el sudoeste durante la mayor parte del camino; hasta un último gancho de regreso al este para llegar a la línea de meta.

 ©Geovoile - Imagen 11 (Click for larger image)

La clave iba a ser la brisa, y en este sentido, la ruta costera parecía más confiable. La brisa del noroeste se desvanecería a medida que avanzaban hacia el sudoeste y se acercaba a la gran presión que reinaba sobre las Islas Británicas; aunque la ruta offshore, lejos de la costa parecía tener más potencial para vientos más ligeros porque se iban más al suroeste.

En contraste con eso, estaba el hecho de que el pronóstico traía consigo un nivel alto sobre Gran Bretaña alejándose hacia el oeste, lo que habría ayudado a la ruta offshore o de alta mar. La pregunta era ¿cuánto se movería y qué tan rápido? O debería decir una de muchas preguntas. Todo la situación estuvo plagada de incertidumbre acerca de la fuerza y la dirección del viento precisas a lo largo de las diferentes secciones de cada ruta, y cómo eso coincidía con las mejores velas y configuraciones de cada barco.

Incertidumbre
Es para este tipo de cálculos por lo que los programas de ruta meteorológicos están hechos, aunque por supuesto, no proporcionan respuestas absolutas, porque la información básica es un pronóstico, no una verdad.

Decisiones tempranas
Sabemos que el Team Brunel y equipo AkzoNobel (los lugareños) se comprometieron con una ruta marítima temprano. Salieron de la costa noruega en una posición más al oeste que los líderes, y mantuvieron esa influencia en todo el camino hacia el sur. Dongfeng igualmente se comprometió con la ruta costera. Ambos se establecieron para bordear la costa danesa desde el principio.

Decisión tardía
Fue MAPFRE quien tuvo una corazonada o quien tomó una decisión de última hora que les costó el triunfo de la Volvo Ocean Race. Si echamos un vistazo a la imagen 12 de las 21:00UTC del día 23, podemos ver que después de liderar el Dongfeng Race Team en la costa, en el último momento MAPFRE (y Vestas 11th Hour Racing) cambiaron de opinión, giraron a la derecha y se dirigieron a la costa para enlazar con los dos barcos holandeses.

 ©Geovoile - Imagen 12 (Click for larger image)

Pérdidas
Podemos ver el costo muy claramente seis horas más tarde en la imagen 13 desde las 03:00UTC del día 24. El equipo AkzoNobel se encuentra ahora a una milla del MAPFRE, con el Team Brunel a solo 1,2mn detrás de ellos. Dongfeng Race Team se ha pasado al quinto lugar, detrás de la flota que decidió ir por la ruta de alta mar.

 ©Geovoile - Imagen 13 (Click for larger image)

Si volvemos a la imagen 10, podemos ver que en el punto en el que todos se comprometieron a coger diferentes rutas, MAPFRE tenía una ventaja de aproximadamente cinco millas sobre el Equipo AkzoNobel. Es una suposición porque el equipo AkzoNobel siempre estaba un poco más lejos de MAPFRE, pero no es descabellado suponer que si los españoles hubieran decidido ir por la ruta offshore tan pronto como lo hizo el par holandés entonces habrían podido retener la mayoría sino todas esas cinco millas que quedaban para liderar.

En lugar de eso, esa corazonada tardía le costó al equipo español unas seis millas, en relación tanto con la flota que navegaba lejos de la costa como con el Dongfeng, quienes cogieron su ruta costera tan pronto como pudieron.

Sombrío para Francia
Sin embargo, fue el Dongfeng Race Team el más castigado en la clasificación en las siguientes horas, incluso cuando las predicciones de ruta meteorológicas decían que todavía era una carrera muy cerrada. Y luego doblaron la esquina... Fue cuando el Dongfeng Race Team giró en la última curva de su recorrido y comenzó una carrera simplemente en línea recta hasta el final, justo cuando los equipos que navegaban lejos de la costa giraron en su última curva y comenzaron a avanzar hacia el este, quedando claro para todos que esto era una verdadera competición.

A casa directo
En la imagen 14, desde el mediodía del 24 de junio, podemos ver una trayectoria bastante recta hasta la llegada. El Dongfeng Race Team tenía una dirección de 320 grados a 13 nudos, mientras que los barcos de la ruta offshore tenían 340-350 grados a 14 nudos. MAPFRE había cerrado y pasado el Equipo AkzoNobel y ahora lideraba el grupo por 0.7 nm.

 ©Geovoile - Imagen 14 (Click for larger image)

Parecía estar bien para los barcos en alta mar pues la dirección del viento a 350 grados era lo suficientemente redonda hacia el norte como para poder navegar la mayor parte del tramo final a estribor. Desafortunadamente para MAPFRE y para el equipo Brunel, eso no fue así por mucho tiempo, cambiando a 320 grados poco después de que pasaran la penúltima marca. De repente se encontraron con una etapa casi a sotavento y esto dio una imagen muy diferente.

El final del cuento
La imagen 15 de las 15:00UTC del 24 de junio cuenta el resto de la historia. Los barcos offshore se vieron obligados a inclinarse en contra del viento, ya que la brisa siguió girando hacia el oeste (pasó de 350 a 310 grados cuando terminaron la etapa).

 ©Geovoile - Imagen 15 (Click for larger image)

Un giro en la historia
Dongfeng Race Team cruzó frente al grupo de los de alta mar justo antes de la marca final que debían redondear y consiguieron así una ventaja de cuatro millas sobre MAPFRE justo antes de que estos terminarán. Dongfeng Race Team estaba a 2,7 millas por detrás de MAPFRE cuando se produjo este último cambió de rumbo. Dado los cálculos anteriores, esto sugeriría que el último cambio de MAPFRE les costaría cerca de seis millas, casi el equivalente a toda la ganancia del Donfeng Race Team.

La distancia no es una medida perfecta de la brecha entre los barcos ya que su velocidad cambió (ni tampoco el tiempo), pero parece que si hubieran ido hacia la costa mucho antes de lo que lo hizo, el MAPFRE probablemente habría vencido al Dongfeng Race Team. Hay más pruebas de esto en las posiciones relativas del Dongfeng Race Team y del team AkzoNobel en la imagen 10. El barco chino estaba 2,2mn por delante del equipo AkzoNobel antes de que se dividieran los rumbos. Cuando volvieron juntos en la imagen 15, el Dongfeng Race Team estaba 3.7nm por delante del AkzoNobel, eso es una ganancia de solo 1.5nm.

MAPFRE (suponiendo que tuvieran una velocidad similar al Dongfeng Race Team) sacó 1.2mn al AkzoNobel desde el momento en que se unieron con los barcos que hacían la ruta offshore en la esquina de la Zona de Exclusion, hasta el momento en que ambos giraron alrededor de la marca final. Si utilizamos Team AkzoNobel como marcador, vemos de nuevo que MAPFRE aún podría haber ganado si se hubieran comprometido con una ruta u otra desde el principio.

No es la decisión...
A veces, no es la decisión lo que cuenta, es tomar la decisión de la manera más oportuna y a tiempo. MAPFRE tenía el trofeo Volvo Ocean Race en la palma de sus manos, todo lo que tenían que hacer para atrapar el trofeo era prepararse con antelación y tomar una decisión, fuera con la ruta en alta mar o con la ruta en la costa. Si se hubieran comprometido con cualquiera de las dos rutas con antelación, hubiera sido muy probable que hubieran ganado. Fue el cambio de última hora lo que les costó el título.

Perfecta retrospectiva
Aunque siempre es mucho más fácil decirlo, es importante poner en contexto la decisión de última hora del MAPFRE. Fue la peor pesadilla para todos pues liderando una carrera tan importante con dos competidores por el título general y que está estuviera al alcanzase de sus manos, ambos barcos se separan y se van en direcciones opuestas justo en el último tramo.

Probablemente se trató tanto de la psicología de los navegantes como de los cálculos de ruta meteorológicos. MAPFRE había estado persiguiendo al Dongfeng durante toda la etapa hasta unas horas antes.

Por el contrario, el Team Brunel los había perseguido y cerrado durante la mayor parte de la etapa, y no solo en esta etapa, sino durante la mayor parte de las últimas cuatro etapas. El equipo Brunel había superado al MAPFRE en las últimas millas de la Etapa 10, y lo hizo a solo unas pocas millas de donde ahora tenían que decidir a quién pasar...

La historia lo recordará
El recuerdo del equipo Brunel al sobrepasarlos a todos en la etapa 10 habrá pesado mucho en el proceso de toma de decisiones del MAPFRE. Y, por supuesto, nadie en ese momento podría haber predicho si la costa en realidad resultaría ser más rápida que la ruta en alta mar, o viceversa. La historia contará que el MAPFRE eligió erróneamente, que deberían haberse quedado con el Dongfeng Race Team y navegar a casa a un nivel cómodo, lo que habría sido una victoria igualmente bien merecida.

Espero que la historia también registre que esta flota, y estos tres equipos en particular - Dongfeng Race Team, MAPFRE y Team Brunel - nos han otorgado una de las mejores Volvo Ocean Race que pueda recordar. Y por eso todos deberíamos estar agradecidos; por el talento, la sangre, el sudor y las lágrimas que han derramado por entretenernos durante los cinco océanos por igual. Gracias.


Aquí las listas de tripulación para la Etapa 11 de Gotemburgo a La Haya (700mn). 

Aquí las mejores imagenes de la Etapa 11.

Mira la repetición de las llegada en nuestro canal de YouTube aquí.

Noticias relacionadas

No se han encontrado resultados :(
  • {{item.category}}
    {{item.subcategory}}
    {{item.tagName}}

    {{item.title}}

    {{item.short_text}}
    {{item.text}}
    {{item.plus_text}}
    {{item.subsection}}
{{percentLoaded}}% loading... Ver más